Wednesday, July 20, 2005

20:54 PM 24 abril 2005

En la amplia sala de reuniones se podía percibir una sensación de inquietud, de calma tensa. Los Ilustres, aquellos que por sabiduría, poder político o carisma, tenían voz y voto en las decisiones del Consejo, iban congregándose en la estancia con discreción. Un ojo entrenado, alguien criado Abajo, quizá acertara a distinguir sombras aquí y allá, donde un humano no vería más que una difusa oscuridad manchada por el reflejo distante del alumbrado de emergencia presente en cada túnel y sala de Abajo.

Solitario eligió un rincón donde acuclillarse sin ser molestado por otros, haciendo honor al nombre que le dieron a los pocos días de nacer. Apenas conocía a algunos de los asistentes, tampoco era necesario. Él estaba allí para escuchar, y luego transmitir lo que allí se conviniese a los miembros de su clan.

Thursday, April 28, 2005

00:27 AM 25 abril 2005

-¿De qué se trata hoy?- Jeremías buscó en la semipenumbra del elevador a su compañera, que se ajustaba las medias mientras ocultaba uno de los micrófonos en el liguero.

- Captación- replicó Eit'zsha. -¿Acaso esperabas otra cosa?

Jeremías no contestó. Lo cierto es que las incursiones al Exterior escaseaban últimamente, y los rumores apuntaban a un nuevo cambio en el Consejo de Ilustres. Siempre que se entraba en crisis de ese estilo se desprogramaban multitud de operaciones. Demasiado arriesgado. Tampoco es que se hubiese preocupado nunca de entender los entresijos políticos de Abajo.

El elevador paró bruscamente. Habían llegado a la red de alcantarillado inferior de la urbe de Oslo.

Sunday, April 24, 2005

23:56 PM 24 abril 2005

Los ojos de Jeremías brillaban en la oscuridad mientras completaba el ritual de quitarse la vestimenta habitual de Abajo para enfundarse un elegante traje sastre Armani. Recorrió con la mirada la estancia-ropero donde cientos de piezas de ropa humana, complementos, calzado y todo lo necesario para que cualquier habitante del inframundo pudiera subir a la superficie y pasar -más o menos- desapercibido, eran almacenadas y clasificadas.
A su lado, Eit'zsha hacía lo propio con un ajustado vestido negro de fiesta. Jeremías trató de desviar la mirada de su cuerpo, con escaso éxito. Abajo, las convenciones de los humanos acerca del sexo eran observadas de modo distinto, pero eso no evitaba la atracción.

-Venga nene. Ponte las gafas que subimos.-

Saturday, April 23, 2005

10:34 AM 23 abril 2005

Tumbado boca arriba en la cama, recapitula. Casi dos años de su vida tirados por la ventana por un capricho meteorológico. La reclusión artística -así le gustaba llamarla él- también tuvo otros costes. Económicos, sobre todo. También un par de chicas quedaron por el camino, pero eso era lo de menos. Tampoco llegó nunca a quererlas.

-¿Qué hace uno cuando llega a la meta y no hay nadie esperando, porque se fueron hace horas?-

09:07 AM 23 abril 2005.

Diluvia.
-Genial-, pensó Erik.
Muy en el fondo lo sabía, sabía que iba a estropearse. Algo en su interior le decía, el día que consiguió colarse en aquella galería y hablar con el gerente, que ya había gastado toda su suerte en aquel golpe de efecto, y que una exposición al aire libre en abril quizá era forzar demasiado a la providencia.